Cómo afrontar con éxito una entrevista en un medio de comunicación

Una entrevista no es un examen. Repetir como un autómata la información no servirá de nada, la única manera de que el espectador nos preste atención será que nos perciba como alguien con credibilidad.

Pese a lo que pueda parecer, la credibilidad no consiste sólo en manejar datos, sino que debe estar en equilibrio con nuestra cercanía y valores humanos.

Los medios de comunicación son una herramienta importante para transmitir nuestro mensaje. Si bien es cierto que hay diferentes formatos para cubrir una información, también lo es que una entrevista es la forma más interesante para transmitir no sólo los titulares que nos interesen, sino también los valores de nuestra empresa.

Para que una entrevista funcione es importante que manejemos perfectamente la información y que tengamos muy claro lo que queremos transmitir. Una vez tenemos estos aspectos trabajados, llega la hora de ponerse cara a cara con el/la periodista, y es ahí donde muchas veces los nervios pueden jugarnos una mala pasada.

Para que la entrevista sea o más fluida posible, lo más recomendable es olvidarse de las cámaras de televisión, del fotógrafo o de los micrófonos de la radio y tener la capacidad de establecer una comunicación «de tú a tú» con quien nos hace las preguntas.

 

A continuación te explicamos las ocho claves para afrontar con éxito una entrevista en un medio de comunicación:

 

  1. Llega con tiempo. Y preparado. Sé lo más cercano posible. Mira a los ojos y ten sentido del humor. Intenta disfrutar de la entrevista
  2. Tómate tu tiempopara reflexionar las respuestas
  3. Nunca mientas. Es más interesante decir “no tengo ese dato conmigo en este momento, lo consultaré y te responderé cuando tenga la información»
  4. Lleva preparados los titulares, y no pierdas de vista que el objetivo es que el periodista perciba que tus titulares son también los suyos
  5.  La importancia de las historias humanas: nos sirven para transmitir nuestros valores y para que el receptor se identifique con nosotros
  6. Lleva siempre preparadas algunas cifras que refuercen tu mensaje, pero no des datos fríos, bájalos hasta que sean entendibles (en este caso funcionan muy bien los porcentajes o las comparaciones con situaciones cotidianas)
  7.  Escucha. Y contesta todas las preguntas. Responde de forma positiva, y trata de convertir las preguntas negativas en afirmaciones positivas. No interrumpas ni por supuesto riñas o indiques al periodista cómo tiene que hacer su trabajo
  8. No hables sin descanso, los nervios te pueden jugar una mala pasada. Hacer un punto y seguido en nuestro argumento es mucho mejor que enrollarse y repetir la misma idea varias veces

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies