La Navidad: el gran negocio publicitario

La Navidad es probablemente la época del año en la que estamos expuestos a un mayor bombardeo publicitario.

Diciembre es el mes en el que las marcas tratan de convencernos de que compremos sus productos por la vía de las emociones. Sin anestesia. La cantidad de lagrimillas que eches cuando veas su anuncio será directamente proporcional al dinero que gastarás después en la tienda.

 

¿Hacemos la prueba? A ver si eres  capaz de ver estos cinco anuncios sin emocionarte

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *