Tres formas de atender a la prensa

Rueda de prensa, canutazo o desayuno informativo, ¿qué formato elijo?. Depende de qué tipo de  información vayas a ofrecer

 

 

 

 

 

LA RUEDA DE PRENSA

Para dar una rueda de prensa debemos tener algo importante que decir. Parece una obviedad, pero en demasiadas ocasiones se convoca a los periodistas para dar una información que se podría ofrecer a través de una nota sin necesidad de hacer que los medios se trasladen. Una vez dicho esto, y si tienes que preparar una rueda de prensa, aquí van algunas recomendaciones:

1.- Prepara un dossier de prensa para repartir que permita a los periodistas comprender la información de una forma clara y que contenga datos adicionales a los que ofrecerá la persona encargada de hablar

2.- Ve al lugar donde se celebrará la rueda de prensa con antelación. Asegúrate de que el audio y el vídeo si lo hay funcionan correctamente. Comprueba que los medios pueden coger el audio sin problemas. También es importante que el fondo dé bien en cámara, que no haya contraluces y que la sala no sea tan grande como para que quede desangelada, ni tan pequeña como para que los periodistas no estén cómodos

3.- Recibe a los periodistas cuando lleguen y ofrécete a solucionarles cualquier duda que les pueda surgir

4.- La duración de la rueda de prensa variará en función de la información que vayamos a transmitir, pero es importante no aburrir

5.- Por supuesto al acabar la comparecencia debe abrirse un turno de preguntas que se contestarán ciñéndonos al contenido de la pregunta

6.- Al finalizar, deja un teléfono de contacto por si algún periodista tiene dudas cuando llegue a su oficina y se ponga a analizar la información

 

EL CANUTAZO TRAS UNA REUNIÓN

Se llama así a la atención a medios que se hace de pie a la salida de alguna reunión importante que merece ser valorada. En este caso, lo lógico es convocar a los medios gráficos a la hora a la que comienza la reunión, para que puedan tomar un «mudo» esto es, imágenes sin sonido, que servirán de recurso para luego contar la noticia.

A los redactores los convocaremos un rato después, tratando de calcular más o menos cuánto durará la reunión para tratar de que esperen el mínimo tiempo posible.

Busca un lugar cercano a donde se está produciendo la reunión, que sea tranquilo y que no tenga fondos como el extintor en la pared o la puerta del WC. Lo mejor es tener una trasera con el logotipo de la institución a la que estamos representando. Si esto no es posible, pues entonces un rincón que quede lo más aséptico posible.

Una vez sale la persona que va a ofrecer la información, ésta estará a disposición de la prensa hasta que se acaben las preguntas.

 

EL DESAYUNO INFORMATIVO

En ocasiones hay algunos temas que, por su profundidad, merecen la pena ser tratados en un desayuno informativo. En este caso, se elige una sala agradable y se suele ofrecer unos cafés y pastas (que por algo se llama desayuno). Es un ambiente algo más distendido, por lo que la persona que va a ofrecer la información debe tener la suficiente mano izquierda como para manejar bien los datos y tratar de crear un clima de confianza.

En este caso también es muy recomendable repartir un dossier con información, y tomarse el tiempo necesario para asegurarse que, cuando salgan de la sala, los periodistas se van con todas sus dudas resueltas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies